Opinión

Encontrar empleo a los 50

  • Por
  • 20 septiembre, 2014

En el último año, el gran aumento del paro en España lo han sufrido los mayores de 55 años (+24,4% frente a un aumento global del +16,6%). De los más de 6 millones de parados que hay en España, 1.1 millones son mayores de 50 años y la cifra asciende hasta los 1.8 millones si se suman los que tienen entre 45 y 49 años.


El último Real Decreto de Medidas urgentes para favorecer la contratación estable establece que todas las empresas con más de 100 trabajadores, o que formen parte de grupos de empresas con ese número de empleados, que hayan tenido beneficios en los dos últimos ejercicios y que despidan a mayores de 50 años, tendrán que pagar la prestación por desempleo, sus cotizaciones sociales y el subsidio de paro a estos trabajadores. Eso se aplicará a todos los despidos colectivos iniciados desde el 27 de abril de 2011. Pero, si el trabajador encontrara trabajo en los seis meses siguientes, se le reintegraría a la empresa el importe correspondiente. Esta es la gran oportunidad, la mejor alternativa y el gran reto que sociedad y trabajadores debemos asumir.


Debemos ser conscientes de la gran pérdida en experiencia, responsabilidad y competitividad que están sufriendo las empresas al prescindir de este colectivo de trabajadores. En un gran porcentaje, se trata de profesionales altamente cualificados, que en el transcurso de su actividad adquirieron el potencial y las habilidades necesarias para continuar agregando valor con sus conocimientos y vivencias.


En este escenario, los programas de Outplacement constituyen una de las fórmulas más eficaces para encontrar un nuevo empleo en un período de tiempo más corto. Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el tiempo medio de recolocación en nuestro país en 2013 fue de 15,3 meses. Según nuestros datos, con Outplacement, 5,6 meses. Por edades, los mayores de 50 años, 6,8 meses. Por tanto, consiguió reducir en casi 10 meses la búsqueda y generó un ahorro medio a la sociedad de 8.558 € por profesional.


Ante estos datos, podemos afirmar que las empresas tienen en sus manos la posibilidad real de ofrecer a sus empleados un regalo muy atractivo. Un programa global, estructurado y sistemático, que estudia y analiza las capacidades reales y potenciales del candidato y establece con él una meta profesional a medio y largo plazo. Que pone en valor áreas o campos invisibles hasta el momento, debido a la mimetización e identificación con el puesto de trabajo anterior. Que ofrece un itinerario personalizado, combinando herramientas de búsqueda con formación en las competencias más demandadas y de futuro. Que recorre aspectos emocionales, tanto individuales como familiares, aspectos motivacionales y de crecimiento, en todo lo relacionado con el qué hacer en esta nueva etapa.


Y los mayores de 50 años no son una excepción. El talento y la pasión no tienen edad. Necesitamos apostar por un viaje sin mochilas de ninguna clase. Tampoco las que se refieren a la edad. Una mayor experiencia y exigencia por parte de los candidatos llevará a una especialización de los programas por meta profesional y/o sector. La búsqueda de oportunidades en otros países dará lugar a una nueva generación de programas de Outplacement, con módulos en el extranjero y un networking internacional. Algunos combinarán estancias en países para que el candidato pueda perfeccionar el idioma y conocer la forma de seleccionar, trabajar y vivir en el país. Otros ofrecerán servicios de tramitación de visados, gestiones, alquileres, etc. Los programas Premium se complementarán con todos aquellos servicios que faciliten la vida al candidato, como asesoramiento fiscal o financiero, apoyo psicológico, asesoría de imagen, etc., estableciendo para ello las alianzas necesarias. Se sucederán más acuerdos entre empresas y agencias de recolocación para ofrecer servicios no sólo a los empleados sino a familiares (hijos, padres o cónyuges), e incluso a sus clientes. Los planes de carrera de futuro serán flexibles y dejarán las decisiones en manos del empleado, existen ya horarios personalizados y oficinas virtuales como soporte de una cultura de resultados. Jornadas que se adaptan al ciclo productivo de cada empleado, programas de autoempleo cada vez más sofisticados que combinan clases en aula con coaching para emprendedores, equipos multidisciplinares que permiten a sus miembros enseñar y aprender al mismo tiempo, y un largo etc. Nuevos escenarios laborales cada día. Nuevos caminos para las empresas que saben diferenciarse, que cuidan de los empleados que se van y de los que se quedan. Nuevos retos para atreverse a innovar y a buscar resultados reales y medibles. Los mayores de 50 años tienen en el Outplacement un gran aliado.

Itziar Nieto

Directora de Operaciones

Lukkap Spain 

Empresa Patrocinadora de la Asociación Española de Directores de Recursos Humanos

No Comments Found

Leave a Reply