AEDRH

cropped-cropped-logo-asociacionazul_Mesa-de-trabajo-1-03.png

blog

¿Deshumanizará la tecnología las relaciones?

La función de RRHH está mutando su ADN. Y es que, en el entorno actual de las empresas marcado por generaciones de profesionales nativo-digitales con motivaciones diametralmente distintas a las generaciones anteriores, un mayor convencimiento de que la función de RRHH debe liderar la transformación, y la guerra por el talento asociada a la alta movilidad de algunos jóvenes, la agenda digital debe ser una prioridad para la organización en su conjunto y debe de estar conectada a la estrategia de la empresa.

Es importante resaltar que la transformación digital no es un proceso tecnológico, aunque la tecnología juega un papel importante como habilitador. Las personas son el centro de este cambio de paradigma, y a la vez son la principal causa de la resistencia al cambio.

Dentro de las innovaciones que trae consigo la transformación digital, me gustaría destacar algunas tendencias que impactan de lleno a RRHH y que nos van a permitir reinventarnos y liderar esta metamorfosis:

Inteligencia artificial: hasta ahora se ha aplicado sobre todo en el sector de la selección de personal, pero la IA también puede estar bien presente en otros procesos de RRHH, automatizando actividades con escaso valor añadido y acelerando los procesos de toma de decisiones.

Cambia el rol de RRHH, cada vez más estratégico y especializado: al no tener que lidiar con muchas tareas repetitivas, es capaz de centrarse cada vez más en la estrategia y convertirse en un real business partner y gestor de cambio.

Flexibilidad y organización: la flexibilidad es un paradigma que se aplica a cualquier empresa, no solo en la forma de trabajar —con un uso cada vez mayor del teletrabajo y del smart working— sino también a nivel del organigrama, menos vertical, más horizontal, “agile” y fluido.

HR Analytics: Los KPI’s o Indicadores de valor/rendimiento son cada vez más sofisticadas y ayudan a los líderes a tomar decisiones.

Formación online y la Gamificación: Las nuevas tecnologías y la posibilidad de ofrecer contenidos digitales de formación en dispositivos móviles ya son de gran ayuda. Las dinámicas de juego en el trabajo mejoran el engagement con la adopción de objetivos, retos y recompensas.

Equipos de trabajo globales: la globalización y las herramientas de colaboración digital modernas permiten a las empresas contratar talento de cualquier parte del mundo. Eso significa que el departamento de RRHH tiene que atraer y gestionar talento profundamente heterogéneo, desarrollando nuevas estrategias y procesos.

Digital Employer Branding: ya no somos lo que decimos que somos, sino lo que dicen de nosotros en la red y cómo se nos percibe. Por lo tanto, las estrategias de employer branding han cambiado. El candidato es digital, está conectado y espera nuevas formas de relación, comunicación y selección por parte de la empresa y sus reclutadores. En este nuevo escenario, el rol de los empleados como embajadores de la marca en los canales digitales es clave y estratégico.

Nuevas herramientas de comunicación: las redes sociales dejan atrás a sistemas de comunicación tradicionales, para dar lugar a una comunicación más simple, fluida y directa. De esta manera los mensajes se dan con mayor transparencia y en tiempo real y podemos tener feedback por parte del usuario/empleado.

Y la pregunta que me surge, con tanto cambio y tecnología, ¿se deshumanizarán las relaciones? La clave para evitarlo está en la calidad y proximidad de los líderes y en el talento de los profesionales de RRHH para innovar en la manera de relacionarnos, pero eso merece un nuevo artículo.

*** Josep Tura Rof es consultor, exdirectivo de RRHH y Manufacturing, y miembro de la AEDRH.

,